Douro Valley - Voltar ao Início
PortuguêsInglês

Aldeas vitivinícolas

Por las laderas del Duero destacan aldeas cuyos paisajes y riqueza cultura son únicos. Barcos, Favaios, Provesende, Trevões, Salzedas y Ucanha son las seis aldeas vitivinícolas de la región, que proporcionan experiencias únicas a través de su patrimonio, de su gastronomía y de su naturaleza circundante.

Trevões | © Rui DiasCasa da Calçada | © Alexa Pinto, Creative CommonsUcanha | © Rui DiasSalzedas | © Rui DiasBarcos | © Rui DiasFavaios | © Rui DiasUcanha | © Rui DiasTorre de Ucanha | © Vitor OliveiraUcanha | © Rui DiasUcanha | © Rui DiasUcanha | © Rui DiasUcanha | © Rui DiasUcanha | © Rui DiasUcanha | © Rui DiasUcanha | © Rui DiasUcanha | © Rui DiasUcanha | © Rui DiasSalzedas | © Rui DiasSalzedas | © Rui DiasBarcos | © Rui DiasBarcos | © Rui DiasTrevões | © Rui DiasProvesende | © Rui DiasProvesende | © Rui DiasProvesende | © Rui DiasProvesende | © Rui DiasProvesende | © Rui Dias

Sugerencias
Ver Puntos de Interés asociados:
Aldeas Vinateras

Las aldeas vitivinícolas, así conocidas desde 2011, encierran una historia milenaria vinculada a la cultura del vino. Estas localidades están sujetas a un programa de recalificación con el objeto de proteger y rehabilitar sus espacios urbanos y paisajísticos.

Todos los años, desde 2007, se realiza el Festival de las aldeas vitivinícolas, fiesta apadrinada por la gastronomía y el vino de la zona, que se celebra durante los meses de septiembre y octubre, llenando las calles de actuaciones y actividades.

En la aldea de Favaios, situada en el ayuntamiento de Alijó, el pan casero y el vino de Moscatel son la delicia de cualquier visitante. En el Museo del Pan y del Vino se hace patente la importancia de estos dos productos regionales y se expone la evolución del pueblo a lo largo de los siglos. La historia de la antigua Flávia se remonta a la Edad de Hierro, en que los pueblos vivían en aldeas fortificadas con una ubicación estratégica, castros de los que aún quedan restos de sus murallas.

En una de las laderas del río Távora, está Barcos, una aldea del ayuntamiento de Tabuaço. En esta localidad se encuentra el lugar de Santo Aleixo, donde se erigió el primer monasterio de la región durante la Alta Edad Media. En el territorio de Barcos existen varias quintas agrícolas y de producción vinícola, como la Quinta do Serro, que aparece en el cuento de Abel Botelho (1855-1917) O Cerro del libro Mulheres da Beira, publicado en 1898. La iglesia de Barcos, construida en los siglos XII y XIV, declarada Monumento Nacional en 1922, constituye uno de los elementos más valiosos del lugar.

En el ayuntamiento de Sabrosa se encuentra uno de los pueblos más antiguos del reino portugués, San Joanes, hoy día denominado Provesende. En esta aldea está situado el templo de Santa Marinha, del siglo IV ó V, que la reina Constanza de León (c.1046-1093) donó a la catedral de Braga. Fue en esta localidad donde el viticultor Joaquim Pinheiro de Azevedo Leite Pereira (1829-1918), comenzó a combatir la filoxera, una plaga del siglo XIX, que por poco acaba con la cultura del vino de Oporto.

En Trevões, la agricultura no se centra únicamente en las viñas sino que también se produce aceite, hortalizas y frutas, además de madera de pino y de eucalipto. Esta aldea, en el ayuntamiento de São João da Pesqueira, tiene un museo, abierto en 2001, donde se han recreado espacios ligados a la vida cotidiana de la parroquia y sus habitantes así como a su evolución a lo largo de los siglos.

Salzedas, antiguamente Algeriz, es un pueblo situado junto al río Torno, en el municipio de Tarouca. El rey Afonso Henriquez (1109-1185) concedió Algeriz a Dña. Teresa Afonso (c.1100-1171) en 1163. Más tarde, la viuda de Egas Moniz (1080-1146) donaría el lugar a los monjes benedictinos, a los que sucedieron los monjes cistercienses. Estos últimos fueron los responsables del gran desarrollo agrícola que experimentó la región en torno a los monasterios.

En el mismo ayuntamiento se encuentra otra aldea viñatera, Ucanha. Éste es uno de los pueblos más antiguos de la región, ya que sus orígenes se remontan a la época de la ocupación romana. Sin embargo, Ucanha se mantuvo autónoma hasta el siglo XIX.

Aunque cada aldea vitivinícola tiene sus particularidades propias, todas ellas comparten la cultura del vino, visible en la naturaleza circundante y en las gentes que trabajan la tierra.

 

Clique para Maximizar

abrir mapa

Fechar
A minha Viagem
Búsqueda de contenido
© Douro Valley 2011 | Se reservan todos los derechos